Milena Grass sobre “Teatro y feminismo”: “El principal desafío ha sido no quedarnos en una traducción”

Milena Grass sobre “Teatro y feminismo”: “El principal desafío ha sido no quedarnos en una traducción”

by NMAPA Núcleo Milenio Arte, Performatividad y Activismo, marzo 8, 2021

La directora del Núcleo Milenio Arte, Performatividad y Activismo participó en el espacio “Milenio al aire” de la Radio Universidad de Chile, donde contó sobre la versión en castellano del libro de Kim Solga que realizó junto a la investigadora Andrea Pelegri.

En la entrevista estuvo acompañada por Paula Loncón, cofundadora de OsoLiebre, editorial a cargo de la publicación que estará disponible en formato impreso y digital a mediados de este mes.

En conversación con el programa de la radio universitaria la representante de NMAPA, Milena Grass, y la periodista feminista, Paula Loncón, destacaron la importancia de poner a disposición del público local una edición traducida de “Teatro y feminismo”. El trabajo realizado por Grass y Andrea Pelegri será lanzado el próximo 18 de marzo en medio de las actividades conmemorativas del Día Internacional de la Mujer.

Como explicó Grass durante su participación en “Milenio al aire”, el libro de Kim Solga es parte de una colección inglesa que incluye publicaciones breves y que “proponen un estado del arte de lo que ha sido la discusión de un problema, como el teatro y el feminismo, el teatro y los animales, el teatro y la arquitectura, el teatro y el tiempo. Son libros pensados para estudiantes de enseñanza media, estudiantes de pregrado, o que están empezando a hacer su magister y que les permiten tener una panorámica del tema”. “Quisimos traducirlo y esperamos seguir con otros libros de esta colección, porque si bien la producción teórica en castellano es bastante importante, tenemos pocos libros como este que entreguen un enfoque general respecto de los estudios teatrales en ciertos temas específicos”, añadió.

Para la académica y estudiosa de las artes esta publicación viene a reforzar el trabajo realizado por NMAPA. “El Núcleo Milenio Arte, Performatividad y Activismo está muy centrado en los temas de teatralidad y de performatividad, por lo que nos parecía que este era una contribución también en línea con otros proyectos que estamos haciendo en términos no solo de difusión para académicos, para los teóricos o para la gente que está haciendo estudios más avanzados sobre el tema de la performance, sino también para los estudiantes”, enfatizó.

Milena Grass, directora Núcleo Milenio Arte, Performatividad y Activismo.

Por su parte, Paula Loncón, de Editorial OsoLiebre, remarcó que como editorial fueron varios los elementos que los motivaron a participar en el proyecto. “Hemos estado trabajando principalmente con temas relacionados con las artes escénicas, entonces era un libro que se ajustaba muy bien al catálogo que teníamos”, aseguró agregando que siempre han estado interesados en contribuir a la discusión de problemáticas de género.

Paula Loncón, periodista feminista y cofundadora de Editorial OsoLiebre.
Paula Loncón, periodista feminista y cofundadora de Editorial OsoLiebre.

Loncón puntualizó también que “la editorial nace precisamente como una búsqueda de acceso al conocimiento, de facilitar la circulación de la sabiduría, entonces esto también respondía un poco a poder seguir en esa línea, porque como menciona Milena, este es un texto que era difícil de encontrar, que está solo en inglés, que es un tema que acá no se ha trabajado”.

Sobre la versión en castellano de “Teatro y feminismo”, Milena Grass contó que gracias a la generosidad de la autora del libro pudieron incluir textos de la teórica, investigadora y académica portorriqueña, Jessica Pabón-Colón, y de Sibila Sotomayor, integrante del colectivo Las Tesis. “El principal desafío ha sido no quedarnos en una traducción donde los únicos referentes son los del hemisferio norte, sino también poder incorporar cuál ha sido la discusión local, que también es distinta y muy rica en este tema”, adelantó Grass.

Una mirada de género desde el teatro

“Hay una historia que nos muestra el libro que es muy interesante, que se mueve desde los feminismos donde las artistas y las teóricas se declaraban feministas en los años sesenta y setenta, después de los movimientos del siglo XX, por el voto, por obtener representatividad política”, explicó Grass adentrándose en los temas que “Teatro y feminismo” aborda.

De acuerdo a su visión, lo anterior “va cayendo un poco en el olvido en la medida de que las mujeres empiezan a tener más acceso a las artes, a participar más, lo cual no significa, que fue lo que vimos en el 2018, que las brechas se hayan acabado, pero sí se pierde la reivindicación de la etiqueta feminista y eso es lo que vuelve muy fuertemente después de 2018”. Esta último fue, según aseguró Grass, “una de las razones por las cuales agregamos el prefacio y artículo de Sibila (Sotomayor), porque el libro terminaba preguntándose quiénes eran las artistas el 2015, que es de cuando es el libro, que se declaraban feministas, qué pasaba con esta etiqueta, con esta reivindicación política más asertiva., más positiva, que es lo que volvió fuertemente en los últimos años”.  

Durante la entrevista Grass analizó también el rol del teatro y cómo este se ha adaptado a los cambios impulsados por el movimiento feminista en los últimos años.  “Yo diría que hay una distancia, una tensión, entre lo que han sido las prácticas muchas veces de mujeres directoras, actrices, en términos de seguir manteniendo una reivindicación por los derechos de las mujeres por su participación en la sociedad, por cuestionar los roles de género en general. También es un trabajo muy importante de las comunidades LGBT, que siempre han estado en eso, muy cercanos los movimientos en sus orientaciones, pero las escuelas de teatro, en general, han sido mucho más resistentes a ese cambio”, señaló.

“Cuando vino el 2018 una de las cosas que hicimos, por ejemplo, fue incorporar bibliografía feminista en los cursos, no hay mucha, pero hay, y era un descuido de las y los profesores no haberla incorporado antes”, precisó Grass sobre la adaptación de la academia y las escuelas de teatro.

Antes de cerrar Grass destacó que uno de los grandes aportes del libro “Teatro y feminismos” es cómo este lleva a ciertos cuestionamientos en el área del teatro. “Cómo uno siguiendo con las obras clásicas, puede agregar una mirada, un enfoque feminista y una tensión o un énfasis en los problemas de género y cómo los clásicos del teatro que hacen esta distinción, o que están establecidos en la posición hombre-mujer, pueden interpelarnos hoy en día y cuestionar esas mismas posiciones de género, que es lo que antes no cuestionábamos con tanta claridad. Ahí es muy importante la discusión que se están dando en las escuelas respecto de quiénes tienen que representar esos roles, si tienen que ser siempre hombres los que representan los roles masculinos, mujeres las que representan roles femeninos, o podríamos hacer enroque”, reflexionó.