CUERPOS QUE INSCRIBEN HISTORIA

CUERPOS QUE INSCRIBEN HISTORIA

by NMAPA Núcleo Milenio Arte, Performatividad y Activismo, octubre 28, 2019

Por Luis Campos Medina

Académico Universidad de Chile e investigador Núcleo Milenio Arte, Performatividad y Activismo

Han tenido que ser más de un millón para valer un tuit del presidente. O para que la prensa del establishment les dé credenciales de legitimidad gracias a su comportamiento “pacífico”. Se trató de más de un millón de personas reunidas y auto-convocadas pidiendo un Chile más justo. No maquillaje, ni unas pocas monedas, sino que un Chile en “que cambie todo”.

Partió con el llamado a evadir el pago del ticket. Le siguió la evasión masiva y la toma de algunas estaciones. Hasta que el viernes 18 de octubre la ciudad se vio colapsada por la intervención de la red de metro. Se vino, entonces, un fin de semana de conmoción, de estado de emergencia, de toque de queda.

Y entonces los cuerpos salieron de sus circuitos habituales, comenzaron a congregarse para expresar su descontento con un sistema agobiante. Fueron restringidos en sus libertades, pero empezaron a rayar y a escribir. En papeles y afiches. En muros y pancartas. La ciudad cobró otra densidad gráfica. Había que expresar el descontento y para ello -lo sabemos desde hace algún tiempo- nada mejor que un muro. Cientos, e incluso miles, de mensajes. Algunos persistentes: “No + Abusos” “No son $30. Son 30 años”.

Ese ejercicio escritural, visible en sus trazos y consecuencias, se soportó en otro que debido a su naturalidad resulta menos evidente: el ejercicio de congregarse, de reunirse. No se trata del ejercicio de la comunicación telefónica, vía wapp o redes sociales. Sino que del ejercicio de congregarse para hacer algo en conjunto. Los escritos de acción, como son los que actualmente inundan muros, paraderos y calles de muchas ciudades de Chile, son escritos colectivos, es decir, escritos que requieren de la articulación con otros. Producirlos, en consecuencia, implica dejar de funcionar como individuos aislados para reconocernos en la relación con nuestros semejantes.

Es aquí donde escritura y cuerpo se cruzan. Escribir en la ciudad es, también y necesariamente, inscribir la ciudad. Modelarla con trazos, pero también con desplazamientos, esperas y congregaciones. Apariciones furtivas. Con toda la presencia y, al mismo tiempo, fugacidad de nuestro cuerpo.

Es también aquí donde cuerpo y escritura se potencian y sintetizan: el Santiago del lunes, martes y miércoles era un Santiago inundado de escritos, un Santiago bullente de reuniones, de marchas, de manifestaciones. Y, pesar de todo, era insuficiente. Y lo mismo ocurría probablemente -no quiero seguir pecando de santiaguinismo- en Valparaíso, Concepción, Temuco… Ciudades enteras convertidas en espacio de escritura y lugar de reunión que sólo conseguían como respuesta “limosnas neoliberales”… Es entonces que escritura y cuerpo se articulan. Ya no para transmitir un mensaje, sino que para inscribirse en la ciudad. Para grabar en el concreto y en el pavimento, su presencia y su magnitud. Su deseo y su potencia.

Cuerpos congregados que inscriben la ciudad atravesando 30 años de sedimento. Cuerpos congregados cuya inscripción entra en diálogo con otras congregaciones multitudinarias. Cuerpos congregados en el centro simbólico de la ciudad que ya no buscan persuadir con su presencia persistente en el espacio público (puesto que esa circulación ya ha sido banalizada por los medios de comunicación con su recurso a una violencia sobre-representada), sino que buscan transformar nuestro régimen de inteligibilidad.

En efecto, lo importante -lo que amerita más que un tuit, una foto o una columna de opinión-, es que esa inscripción, hecha por los cuerpos en la ciudad, marca una ruptura con nuestros esquemas de lectura y nuestros hábitos de pensamiento. En ese sentido es una inscripción desconcertante y altamente performativa, en la medida que parece decirnos: “he aquí el mensaje y sólo con nosotros podrán descifrar qué dice”.

 

No Comments


Leave a Reply

Your email address will not be published Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*