AUTORÍAS COLECTIVAS: Cuando se pictorizan las prácticas a través de la mancha

AUTORÍAS COLECTIVAS: Cuando se pictorizan las prácticas a través de la mancha

by NMAPA Núcleo Milenio Arte, Performatividad y Activismo, enero 20, 2020

Por Nata Cavieres Pasmiño, investigadora Joven NMAPA y directora Pictórica Colectiva

*Foto portada: Carnaval de La Legua, diciembre de 2019. Fotografía de Cristóbal Saavedra Voguel

La unidad mínima de la pintura es la mancha. La mancha y el color insinúan formas que completan un cuadro, un paisaje, una experiencia visual.

Durante las últimas semanas, he estado practicando la visualidad junto a distintas personas en distintas instancias y soportes de exploración artística. Estas prácticas se han dado siempre en equipo, siempre en colectiva.

Al estar saliendo de la escuela de actuación me parece muy habitual el trabajo en equipo, sin embargo, al salir de mi rutina noto que es una práctica que está emergiendo como una novedad. Y me encanta que emerja casi por casualidad, con tanta espontaneidad.

Los muros

Uno de los trabajos que he seguido con más atención es la irrupción de imágenes y rayados en los muros de la ciudad. Al recorrer las calles, espacialmente del centro de Santiago, sabemos que hay muchas imágenes pegadas por la calle, creando nuevas figuras perceptivas que llaman la atención por su alto contenido y sobre saturación en conjunto. Pero, ¿por qué se sigue saliendo a pegar?

Fachada del edificio Telefónica. Diciembre de 2019. Fotografía de registro personal.

 

Cada imagen pequeña en un muro lleno, opera como una mancha que configura la pintura total. Al ver estos muros ya no importa tanto la autoría individual, sino que la irrupción de la imagen en la configuración de un discurso colectivo que se está intentando elaborar desde la población, un discurso complejo porque es perceptivo y experiencial. Todas esas imágenes pequeñas operan en post de la elaboración de la gran imagen, confeccionando y priorizando un discurso perceptivo-visual mayor, un discurso vivo porque está en permanente cambio y evolución, supeditado a la experiencia, por ende, difícil de sistematizar en un lenguaje escrito.

Fanzine

Durante las últimas semanas he hecho talleres de ilustración y fanzine en distintos espacios e instancias. El fanzine es una autopublicación de contenido libre y fácil reproductividad, y habitualmente funciona como un soporte de contenido contracultural. Estos talleres los considero una oportunidad de potenciar las autorías colectivas. Es por ello que aquellas autopublicaciones las hemos trabajado con el desafío de crearlas de forma grupal, con contenido propuesto por más de una persona.

A partir de ello se genera un intercambio a través de un soporte que, al ser editorial, se plantea con una duración material mayor, generando una memoria de ese intercambio instantáneo, casi performativo por el acto de compartir distintas formas de expresión y por como reaccionan, con prejuicios en un principio y luego bien al ver el resultado. Nuevamente cada colaboración resulta una manchita del cuadro total, las cuales se funden en post de dicho total, de levantar un discurso sensible que se reproduzca exponencialmente, contaminando hasta los últimos confines del movimiento social.

Taller de fanzines realizado en noviembre de 2019. Fotografía de registro personal.

 

Performance

Al recordar las performances realizadas durante las últimas semanas, pareciera que el número de personas ha sido un factor importante para permanecer en la memoria de quienes la presenciaron. Es así como colectivos también pictorizan sus prácticas a través de extender la invitación a quienes deseen participar. La performance quizás más emblemática es la de colectivo Las tesis, en donde aquella masividad se multiplicó por distintos puntos del planeta, creando una imagen global de su performance.

Otro acción que se dio en gran medida fue teñir piletas con colorante rojo en distintos puntos de la ciudad por autores desconocidos. A raíz de eso y de una forma muy rizomática, un solo discurso comenzó a emerger en contra de las violaciones a derechos humanos.

Performance Colectivo Gata Engrifá. Noviembre 2019. Autoría desconocida.

En esta performance, Colectivo Gata Engrifá yuxtapone dos elementos: el agua manchada y el cuerpo de mujeres, creando un discurso más específico aún, pero nuevamente con un gran número de participantes.

La unidad mínima de la pintura es la mancha. La mancha y el color insinúan formas que completan un cuadro, un paisaje, una experiencia visual.

Es así como creo que lo colectivo se gesta como un acto político pictórico de resistencia ante el intento de represión. La mancha si es importante, su contenido, la información que expresa, sin embargo, ante la emergencia de las masividades la autoría colectiva se configura como el cuadro que contiene el discurso total, incluso la nueva constitución, pero en un lenguaje mucho más completo que el verbal: el lenguaje de la percepción y de la experiencia, el cual solo se puede llegar a comprender sensiblemente.

 

No Comments


Leave a Reply

Your email address will not be published Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*